volvamos a comprar en las tiendas de nuestra ciudad

Eprox nace con un solo objetivo. Conseguir la supervivencia de los pequeños comercios de nuestra ciudad, haciendo que puedan competir con las grandes empresas del comercio electrónico.

¿cómo nace Eprox?

Ya ha pasado un tiempo, era el año 2018 y analizando la situación del comercio local comprendimos que era muy delicada y descubrimos que para poder enfrentarse a las grandes tiendas de venta online debían contar con una plataforma de venta hecha por y para ellos. En estos dos años, hemos ido perfilando la idea de Eprox con mucho trabajo y 2020 nació la Revolución Digital del Comercio Local. 

Hablamos de una idea que surje antes de la situación Covid, y por lo tanto sin lugar a duda una herramienta que el tiempo ha marcado de imprescindible.

Para obtener el éxito de este proyecto, en Eprox contamos con un equipo multidisciplinar y con mucho talento, que puedes conocer aquí. Nuestro equipo

¿Qué buscamos con eprox?

Revolucionar el mercado retail; dotar de modernas y eficaces herramientas a todas y cada una de las tiendas de barrio, sin importar el tamaño.

Crear e implementar el Escaparate 4.0, tanto en su concepto como uso. Las cosas ya nunca volverán a ser las mimas, las ventas en el retail pasan a una nueva dimensión.

Pretendemos convertirnos en la herramienta de referencia en la venta Online asociada a las tiendas de cercanía; trabajamos para presentar una alternativa a importantes y muy conocidas plataformas MarketPlace.

¿Qué ofrecemos a los usuarios?

Poner en la mano de los usuarios una herramienta eficaz de compra que le permite disfrutar de unos precios y ahorros nunca vistos hasta ahora, y que le acompaña de una potente y eficaz logística para disponer del producto donde y cuando quiera.

Eliminar las líneas entre la compra Onsite y Online, el límite desaparece todo es un uno, ya que Eprox apoya su plataforma en las tiendas de barrio.

Dar a los usuarios una nueva via de compra en las tiendas que le rodean, fomentando de este modo el comercio local, sin renunciar a nada, sin renunciar ni a un precio competitivo, ni a una entrega a demanda, ni siquiera a ver y tocar aquello que va a comprar (si así lo desea).